Feliz día al cielo…

escalera al cielo

Sé que muchas lector@s por aquí pueden como yo desde hace algunos años celebrar este día de otra manera, sé que si lees esto y no tienes a tu mami/abuela contigo este día (y todos los días en general) puedes sentirte un poco diferente….

Hoy quisiera tener una escalera que me lleve un ratito al cielo, allá donde estás tú para darte todos los besos que te debo, para abrazarte de nuevo y sentir tu aroma, para ver esa sonrisa, que nunca se me olvida, pero que quizás puede haber cambiado con el paso del tiempo (con eso de que ya eres abuela jiji)…me haces mucha falta, pero hace algunos años comprendí que si no estás ya físicamente conmigo es porque siempre fuiste una súper madre y  querías estar en todo momento y saberlo todo, ahora se te cumplió el deseo y estás conmigo siempre, de una manera diferente, pero siempre presente. Puedo parecer loca, pero cada vez que pasa algo acudo a ti a preguntarte qué debo hacer?…no escucho tu respuesta pero de la nada llega a mí la solución. En realidad creo que quieres hacerme sentir que soy yo la que llegue sola a la solución, cuando seguro tú hiciste la magia jaja, igual gracias por darme el crédito.

Este no es un post de tristeza, al contrario, aunque es duro con el tiempo comprendí…que debía recordarte siempre feliz, los que me conocen y conocen a mis hermanos saben que tenemos una filosofía de vida en común, que por supuesto nos enseñaste tú, VIVIR PARA SER FELIZ y para HACER FELICES A LOS DEMÁS. Cada quien en lo suyo, cada quien con su forma de ser, busca honrar esa manera de afrontar las cosas, siempre con una sonrisa, que puede que se apague a veces, pero que siempre siempre se busca recuperar. Creo que esto es lo más importante que nos dejaste.

Tu presencia es una constante en mis días, no importa que tan lejos este o que tan tarde sea, que estés allá arriba me hace sentirte de manera especial  y por eso también agradezco. Si a veces lloro, tú sabes lo llorona que soy, (lloré con el chavo en acapulco y pocahontas jaja) es porque quizás es una pena difícil de llevar, pero luego recuerdo el tiempo juntos, todos en familia y la tristeza se vuelve sonrisa…yo no sé porque tocó tan pronto, la verdad creo que si las cosas se dieron de esta manera siempre es para aprender algo y en ese proceso estoy. La vida cambia, es la ley. Nada es permanente, nada es para siempre y eso ahora lo tengo claro…el típico nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, nunca fue tan real para mi, pero creo que aproveche al máximo, por que tú eras de las personas que vivía cada segundo como si fuera el último y eso aprendí de ti mamita :D. Me enseñaste a querer a los demás y sobre todo a mi misma, me enseñaste a confiar, a saber que todo lo que busque lo lograré….y con eso me quedo toda la vida. Para mi tú eres eterna, mi amor es eterno.

Te extraño obviamente, pero aún así lo haría aunque aun estuvieras aquí porque no te tendría tan cerca.  Feliz día allá en el cielo, celebra y pásatela bien y por supuesto manda de mi parte un saludo a todas esas mamis que están contigo.

PS: La abuela tiene tanto de ti, o mejor dicho tú tenías tanto de ella, que la verdad es un privilegio poder tenerla. Adoro a mi abue.

PS2: Aunque al principio fue un poco un caos jaja, papá ahora hace muy bien su labor y la tuya. Es el mejor.

PS 3: Mi hermana es la mejor mamá que conozco, y obviamente tú te llevas el crédito.

Ahora lector@, si lees esto y haz pasado por algo similar con una madre, una abuelita, una tía, etc, no te preocupes que el dolor se transforma y te da fuerza, saca esa fuerza para lograr cosas increíbles y grandes que llenen de orgullo todo el cielo… la pena quizás siempre esté (no quiero mentirte) pero tú  estarás muy bien, entenderás porque las cosas se dieron de esa manera y encontrarás razones para ser feliz, pero sobretodo para disfrutar y vivir la vida plenamente, cada error, cada persona que se cruza en tu camino, cada cosa te enseña algo, no pierdas tiempo. PERDONA, SONRIE Y DISFRUTA.

Feliz día a todas las mamis, abuelitas, tías, hermanas que son como madres, pamás (papás que son también mamás) y a esas mujeres que aunque no tengan un vínculo sanguíneo son como madres, disfruten no solo de este día juntos, sino todos todos los días. Nunca dejen de decir o hacer algo por miedo o falta de confianza, griten alto, siempre digan lo que piensan y expresen lo que sienten. Nada es más bonito que eso.

Un beso grande majas!

GRAZIA

Maria Grazia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *